Soy un hombre enfermo

LOS DELTONOS por MANUEL CELEIRO

Imagen

LOS DELTONOS, Plaça Reial (Barcelona), 23 de septiembre de 1994

Finalizando la década de los ochenta un servidor estaba muy metido en el blues. Como principales culpables podríamos citar al malogrado Stevie Ray Vaughan, los Fabulous Thunderbirds de su hermano Jimmie y el galopante y vacilón ritmo trotón de George Thorogood y sus Destroyers. Y mientras me sumergía en los secretos de tan vetusto género buscando sus raíces y su pasado llegaban noticias de un poderoso trío cántabro que no dejaba títere con cabeza a su paso mientras predicaba la religión del ritmo y el blues. Obviamente no tardamos, mi hermano y un servidor, a lanzarnos en la búsqueda de material.

Imagen

LOS DELTONOS, Sala Zeleste II (Barcelona), 3 de junio de 1989

Su álbum debut, Tres Hombres Enfermos (1990), era pura dinamita. Sonaba de lujo y nos daba la oportunidad de identificarnos, letras en castellano, una banda nacional, con la mística y la métrica del blues como nadie ha conseguido si exceptuamos quizás a los Mermelada de J. Teixi. Pocos recuerdos guardo de su primera visita a Barcelona gracias al entusiasmo del añorado Pepe Communiqué. Eran los años bárbaros (muy bárbaros) y aquella debió ser una más de las muchas aventuras nocturnas que la neblina emborrona. Si tengo, en cambio, muy claro su posterior paso por KGB. Una sala llena hasta los topes, con una expectación inusual y con la audiencia a punto de explotar. Y así sucedió, desde que tocaron la primera nota hasta el último bis aquello fue el acabose. Sudor, cervezas volando, saltos, estribillos (los de «No Señor» o «Soy Un Hombre enfermo» atronaron entre las chorreantes paredes de la sala), empujones en las primeras filas y la sensación final de ebria felicidad que solo te puede dejar un buen concierto de rock. Fans a muerte los seguimos a todas partes cada vez que vinieron, que fueron muchas, ya que Catalunya era una de sus plazas fuertes, y también por las Españas. Pequeños pueblos y  grandes capitales quedaban a su merced tras presenciar su electrizante espectáculo. Recuerdo una noche en El Morell (Tarragona) con jugosa anécdota incluida con algunos de los miembros de Els Pets por medio pero eso será para otra ocasión… Ni una mala noche, ni un concierto fallido, en su peor versión eran mejores que muchos y cuando la máquina estaba engrasada, que era casi siempre, no tenían rival.

Imagen

LOS DELTONOS, sala Zeleste II (Barcelona), 12 de mayo de 1993

Con su segundo álbum, Bien Mejor (1992), estaban en la rampa de lanzamiento, prácticamente llenan Zeleste 1 (ahora Razzmatazz) en su presentación barcelonesa y su club de fans, el pintoresco Club Enfermo, andaba en más de 20.000 afiliados, pero llegó la demanda del sello discográfico, la famosa sentencia judicial y con ella el frenazo en seco. Reaparecieron con Ríen Mejor (1996), un disco mucho más duro, funk, con riffs de guitarra escuela metal y Hendrik enfundado en camisetas de Pantera. La mala leche y la tensión acumulada estallaron en un disco al que el tiempo ha sentado extrañamente bien. Pero todo pasa factura y la mente y el organismo piden descanso. Rearme moral y físico, paso de terceto a cuarteto con la presencia de Fernando Macaya y Pablo Z junto a Hendrik e Iñaki García. Y, a partir de ahí la elegancia y el buen hacer se abren paso poco a poco pero sin pausa. Sólido (2003) es el asentamiento de la nueva formación, un disco que avanza la dirección que quieren tomar y la excusa perfecta para rodar de nuevo los ejes en la carretera. Rodaje que desembocó en uno de los mejores discos de rock en castellano jamás grabados. Es mi opinión y la sostengo contra viento y marea. GT (2005) lo tiene todo. Un sonido ya definido, la constatación del crecimiento de Röver como letrista y canciones, «Noroeste», que dejan huella. Y así siguen, entregando trabajos notables, Buenos Tiempos (2008), o magníficos. Los recientes La Caja de los Truenos (2011) y el EP Saluda al Campeón (2012) y dejando sello de su clase en cada escenario que pisan.

Imagen

LOS DELTONOS, sala Garatge Club (Barcelona), 17 de febrer de 1996

Los Deltonos son parte importante de la banda sonora de mi vida por muchas razones. Una de ellas es que su evolución musical ha circulado paralela a la mía, o un servidor a la de ellos, creando un lazo emocional y musical que ha ido más allá de la relación entre grupo y seguidor. Veintisiete años en el camino del rock. Se dice fácil pero no lo es. Y más en un país como el nuestro. No hace falta dar explicaciones, todos sabéis lo que es el rocanrol en esta tierra. Es un lujo del que no podemos prescindir que continúen en activo. Es un verdadero placer poder ver como enchufan los amplificadores y arrancan con ese sonido crujiente que sabe a norte y a sur. A borrascas y nieblas. A asfalto y volante. A resacas y risas. A pasado y a presente.  A Gasoil y Chocolatinas.

Anuncios

10 pensamientos en “Soy un hombre enfermo

  1. Gracias Manel. Nos conocemos desde 1.992 (Dío, más de 20 años ya), y el lazo emocional contigo, tu hermano Antonio y vuestras familias va mucho más allá de lo musical. Vosotros si q sois grandes!!!. Un abrazote, y a ver si nos vemos este año otra vez.

  2. Impresionante. La mayoría de las cosas que dices las he sentido yo, la diferencia es que no se escribirlas tan bien como tú, jeje. Gracias

  3. Suscribo todas tus palabras una por una… un abrazo de otro “enfermo” desde el 90!!!… larga vida a los DelTonos!!! 😉

  4. Socio enfermo 1032, encantado de leer este homenaje a uno de nuestros mejores grupos de los últimos 25 años. A esto le llamo yo profesionalidad, y que siga…

  5. Gracias, me has hecho recordar la primera vez que escuche tres hombres enfermos, era el 92, 21 años!! Que buenos, aunque he de reconocer que no he evolucionado tanto como ellos. desde sólido ya no concilio tanto con la música, me quedé enfermo.

  6. Los ví en Vigo por primera vez enfundados de los ZZtop, un concierto que no olvidas y siguieron tres o cuatro más en aquella época. Eran conciertos que no se podían perder. Que continúe la enfermedad

  7. gran banda que marco los 90 al menos para mi..a estas alturas poco mas hay que decir siguen cautivandome,larga vida a los deltonos desde felanitx!!
    juampe matxin

  8. Es un lujo tener una banda patrio como los deltonos,y aun asi me parece increible que no se den por vencidos con el paso de los años y en esta escena musical tan patetica como los politicos que tenemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s